Carteles de Mensaje Variable lectores de patentes

En el marco de políticas públicas de seguridad que está llevando adelante el GCBA, ATSA proveyó de carteles de mensaje variable que están siendo instalados en distintos puntos de accesos a la Ciudad de Buenos Aires.

El sistema de control implementado por las autoridades gubernamentales, del que forman parte los carteles inteligentes, permite identificar a todos los vehículos poniendo principalmente alerta en aquellos vehículos con pedido de secuestro o patentes apócrifas.

Los carteles provistos por ATSA son fabricados en Italia por la firma Aesys, empresa con más de 30 años de experiencia en la fabricación de dispositivos con tecnología led. Los carteles están certificados internacionalmente por leyes de calidad (Certificación Europea EN 12996), que garantiza el cumplimiento de estándares internacionales en luminancia, durabilidad y visibilidad.

También, son los únicos en Argentina en cumplimentar con la norma IRAM62966. Esta normativa para Sistemas ITS de tránsito y Transporte especifica los requisitos y métodos de ensayo para este tipo de señales de mensaje variable en Argentina, determinando las prestaciones y características que deben tener los equipamientos utilizados para la instrucción y guía de los usuarios de la red vial pública y privada en nuestro país.  Por ejemplo, en la norma IRAM62966 se determinan los requisitos de visibilidad, de compatibilidad electromagnética, la durabilidad y el comportamiento ambiental que deben cumplir estrictamente los carteles instalados. Es decir, estos requisitos deben ser estrictamente cumplimentados, ya que es sumamente necesario e imperioso que un cartel utilizado en una vía de tránsito tenga buena visibilidad y legibilidad a través de un rango de visión exigido, respetando así las normas de seguridad vial.

Los 123 carteles instalados por ATSA son modelo Aesys. EY 15-120x16 , y están compuestos por una zona de matriz completa monocromática de color ámbar de 1.800mm x 240mm, capaz de representar nueve caracteres en las estructuras de control de acceso.  

Cada cartel tiene una dimensión total externa de  2.000mm x 450mm x 300mm, y su peso es de 60 kg.  Posee una matriz de 120x16 pixels, área áctiva de  1.800mm x 240mm, siendo el total de pixeles y de leds 1.920. Cuenta además con un sistema de control automático de brillo que hace que los textos sean perfectamente legibles en cualquier condición de iluminación exterior.

De acuerdo a los estándares internacionales y la normativa argentina IRAM, posee una luminancia L3, Contraste R3, Color C1 y C2. Su Angularidad es B6 horizontal 30°(+15° -15°) vertical 10° (0° -10°), y su Temperatura T1 y T2 (-25°/+60°).  Es así como, en relación al rendimiento visual en zonas urbanas en donde el cartel se debe leer en distancias pequeñas se requiere un ancho de haz mayor (en autovías o autopistas se requiere mayor distancia de visibilidad y por tanto el ancho de haz es pequeño).

Todas estas características hacen que estos equipos cumplan con las normativas requeridas y por tanto con las normas de seguridad solicitadas para poder ser parte fundamental del Plan de Seguridad. 

Es así como el GCBA está impulsando, junto con organismos de la Provincia de Buenos Aires y diversos organismos nacionales, un Plan de Seguridad que a través de esta tecnología innovadora permite identificar a cada uno de los vehículos que utilizan las entradas y salidas de la Ciudad, a lo largo de la autopista La Plata-Buenos Aires y la avenida General Paz.