Delineadores viales para demarcar y cuidar

Las estaciones de servicio son un espacio de circulación vehicular que requiere señalización y demarcación como cualquier otro. Por momentos puede convertirse en un lugar de tránsito congestionado en el que conviven diferentes vehículos y peatones (clientes y empleados). Desde hace un tiempo, las estaciones de servicio se han convertido en algo más que eso. Ya no son solamente el lugar para cargar combustible sino también un espacio para comprar víveres, ir al baño, cargar agua en el termo y hasta descansar unos minutos luego de un largo viaje.

Pero esto no solo ocurre en las estaciones ubicadas en rutas. Las que se encuentran en la ciudad también cumplen con aquellos requisitos. La gran mayoría dispone de un área de servicios, la cual es muy concurrida por los conductores. 

Esto nos lleva a concluir que se ha vuelto una necesidad real señalizar y demarcar diferentes zonas, al igual que en la vía pública. Es imprescindible que la zona peatonal dentro de una estación de servicio esté demarcada, así como también la zona exclusiva por donde pueden circular y estacionarse los vehículos. 

Además de la pintura en el pavimento y los carteles indicadores, una excelente forma de señalizar este espacio es con los delineadores viales. La correcta colocación de delineadores flexibles rebatibles demarcarán eficientemente las diversas zonas brindando seguridad a todas las personas que conviven en una estación de servicio. 

Por sus características técnicas, el delineador permite ser ‘atravesado’ sin dañar el vehículo por lo que lo convierte en un producto mucho más seguro que un muro de cemento.

Su alta visibilidad, tanto de día como de noche, ya que posee bandas que se reflejan en la oscuridad, es otra de las ventajas con que cuentan los delineadores. Así como también, el hecho de que resistan cualquier temperatura y condición climatológica.

El objetivo principal de instalar este producto en este tipo de espacios, es el de colaborar con la seguridad de las personas y de la infraestructura, indicando zonas permitidas y prohibidas y generando orden en un lugar que puede convertirse en un caos muy rápidamente.

Son buenos ejemplos de todo lo expuesto, los delineadores que ATSA vendió a estaciones Shell de varios puntos del país. 

Una vez más, es posible destacar las diferentes aplicaciones que los delineadores viales permiten. Su fácil instalación, nulo mantenimiento y eficientes resultados, lo convierten en el producto que no debe faltar en la planificación y gestión de un tránsito seguro.